martes, 31 de marzo de 2009

"REFERENCIAS DE BURGOS"

Con Antonio Burgos tengo algunas cosas en común: nuestro demostrado amor a la Tacita de Plata, autorías diversas en agrupaciones de carnaval y el hecho de que los dos hemos sido pregoneros del Carnaval de Cádiz (memorable su pregón con Carlos Cano). Además, los dos escribimos en prensa, pero ahí me gana de sobra, por más de dos cuerpos de ventaja, que se diría en el mundo hípico.

Esta noche, mi buen amigo Víctor Fernández ha tenido a bien traerme un recorte de la columna de Antonio Burgos aparecida en el ABC el pasado jueves 26 de marzo. Habla en ella el amigo Antonio de las vicisitudes que anda pasando el beticismo con las cositas de Don Manué y la presunta compra del Betis por parte de un jeque árabe, noticia que viene siendo el cachondeo general en Sevilla en las últimas fechas. En dicho artículo deja constancia de su seguimiento a la chirigota de un servidor y al programa de Canal Sur EL PELOTAZO, donde trabajo.

Os dejo con el artículo completo, agradeciendo a Antonio Burgos sus referencias hacia mi persona. A ver si su Betis le deja de dar disgustos pronto.

Gracias, maestro, por sus amables menciones.

ABC 26/03/2009



La bicicleta del jeque de Lopera.



Nuestro Betis es como el cariño verdadero de Manolo Escobar: ni se compra ni se vende. Igual que cuando la cosa está chunga para el Gobierno sacan una cortina de humo y se limpian en ella, cortina de humo en forma de barra libre del aborto o de retirada de Kosovo, cuando nuestro Betis bueno está en riesgo de descenso sacan una cortina de humo en forma de comprador. Comprador fantasma. El Betis es como un castillo escocés, porque de vez en cuando tiene un fantasma. Un tío rico potrico que aseguran está en conversaciones con Don Manué. Después ese tío no compra el Betis ni compra siquiera una camiseta del Betis para un sobrinillo suyo en la tienda de la calle Castelar, pero así Chaparro tiene un alivio en el chaparrón.


Ahora pintan chilabas en la habitual cortina de humo de la compra del Betis. Dicen que un jeque quiere comprar las acciones de Lopera y pasar a ser la famosa Mayoritaria. Un jeque como de las mil y una noches. El jeque Humaid Bin Rashid Al Nuaimi, príncipe del gobierno de Ajman, en los Emiratos Árabes Unidos. ¿Existe de verdad ese jeque mengueleque que viene con el cheque, el «jeque en blanco» que dicen en El Pelotazo? ¿Existe el emirato de Ajman, o es como esas repúblicas procedentes de la antigua Unión Soviética que se inventa El Yuyu en su chirigota, porque todas suenan a alegrías de Cádiz, pues acaban en tirititán, tán, tán, y algunas incluso tienen nombre de venta de carretera, como Casa Jistán? ¿Existe ese emirato de Ajman, o se lo ha inventado Lopera para que no pensemos que el Betis va para Segunda que escarba, echando leches?


Aseguran que el presunto jeque del supuesto emirato ofrece 90 millones de euros por las acciones de Lopera. Y digo como acerca del jeque y acerca de su emirato: ¿pero existen 90 millones de euros? Por lo visto, existen. Y para el jeque Humaid Bin Rashid Al Nuaimi son como para usted cuarenta duros antiguos que tanto en Cádiz dieron que hablar. Un personaje cuanto menos inquietante, Israel Gutiérrez de Alba, supuesto representante del moro, aunque se llame Israel, ha aforado lo que significan 90 millones de euros para su señorito, lo que representan para un jeque: «Ni él sabe cuánto dinero tiene; 90 millones para su alteza son como comprarse una bicicleta».


Para Al Nuaimi, por lo visto, 90 millones de euros son cuestión de carril-bici. Puede comprarse, no digo yo una bicicleta, sino un Tour de Francia, un Giro de Italia y una Vuelta a España si le sale de la chilaba. Por ahí no viene el problema de la bicicleta. El problema es que España está completamente tiesa, mojama total, boquerona, debe hasta de callarse y sin embargo apalea los millones de euros como si fuera Al Nuaimi. No creo que ZP sea jeque para que su Gobierno tire el dinero así. Aquí se tienen a la puerta los Audi oficiales como si fueran bicicletas de Sevici. Las vicepresidentas cogen los aviones oficiales para ir a las Fallas como si fueran bicicletas. Se reforman los despachos y los ministerios como si lo regalaran y Maleni se gasta 700.000 euros en arreglar la mitad de una planta de su Ministerio de Fomento (del Caos) para que puedan correr no digo ya caballos, sino bicicletas. La única explicación que le encuentro es que ZP se crea que en la Alianza de Civilizaciones está en la parte de los moros ricos y para él los millones de euros sean bicicletas. Y del jeque Chaves y de los millones que está dilapidando para terminar de cargarse San Telmo, ni te cuento.


(Envío: señor alcalde, va por usted. Verá que le hago caso y no hablo del crimen de Marta. Lo que pasa es que como de golf no entiendo ni papa, a ver si con el ciclismo del jeque de Lopera se puede usted ir aviando, si le da lo mismo...)


Antonio Burgos

2 comentarios:

__MARÍA__ dijo...

¡Ay Yuyu!
Yo, bética desde chica por parte de padre, estoy que no sé donde meterme con este accionista mayoritario que nos ha tocado en suerte.
Tiene razón el señor A.Burgos, que particularmente a mí no me cae nada bien, pero esto que ha escrito está en toda su cordura.
En fin, vuelvo a meterme en mi cueva de bética sufrida hasta que pueda salir a gozar con mi equipo.
Menos mal que mi pobre papá murió y no está viendo a su Betis casi en segunda...que si no, se moría seguro.
Saludos

Anónimo dijo...

Por fin, estoy de vuelta¡El ordenador se había declarado en huelga y trabajaba menos que el foniatra de los Nilly Banilly, pero ya una vez negociado con los sindicatos, aquí estoy. Bueno pues refiriéndome al tema que nos ocupa, mi máximo interés sobre el jeque este no es que quiera comprar el Betis, sino que quiera acogerme en adopción, no pienso poner problemas y mis padres creo que tampoco, viendo el nivel del "Mojama" este. Reinvindico que me adopte y me pongo en sus manos, creo que podría acostumbrame a tener un padre adoptivo con 90 millones de euros de sobra. Y tiro este farol porque pienso que ese gachó ni existe ni tiene emiratos ni na dé ná. Ese tiene que ser uno que tiene una tienda de veinte duros al lado del estadio bético y le han dicho que hable en "majama" para que nadie lo entienda, lo han llevado al negro que vende las gafas en Sierpes, le han comprado una y su mujer también más mora que una babucha le ha pedido un ternito negro a la vecina que le quedó del último velatorio al que fue, y et voilá ya tenemos jeque árabe o jarabe según se pronuncie. Salzburgo.