domingo, 22 de marzo de 2009

“VIVA EL FÚTBOL”

El fútbol es a veces muy injusto. El mejor ejemplo lo tenemos en el partido de esta tarde. Ni Cádiz ni Granada se merecen jugar este partido, al menos por historia. Yo soy de los que todavía cree en actos caballerescos en esto del futbol. Yo soy de los que lleva a gala esa frase de Bill Shankly, el que fuera entrenador del Liverpool, cuando dijo eso de que El fútbol no es una cuestión de vida o muerte, es mucho más que eso”. Seguro que el bueno de Shankly no pensaba en que el fútbol fuera más importante que cualquier otra cosa en la vida. Bill se refería a que el fútbol es parte de la vida de cualquier aficionado vida, y eso se cumple a rajatabla en el caso de las aficiones del Cádiz y el Granada.

U
no, que se crió con los cromos de jugadores del Granada en Primera División, siente tristeza al ver a este otro histórico de nuestro futbol deambulando por estas divisiones. De la misma manera en la que me ha emocionado el gesto de la afición del Granada, que harta de ver como su equipo viajaba el mismo día del partido y daba las charlas tácticas en el mismo autobús, por falta de recursos, ha organizado una colecta por venta de camisetas para recaudar 2000 euros para que su equipo visite Carranza como se merece, es decir, durmiendo la noche antes del partido en la Tacita. Yo con esto, señores, me quito el sombrero. Este es de los partidos en los que si te llevas los tres puntos, te tiene que quedar un sabor amargo. El fútbol es la selva y aquí solo sobrevive el más fuerte, lo sé, pero a todo buen aficionado le da coraje tener que ganarle a gente así. Con aficiones como esta, los equipos tienen casi un seguro de vida, que no pueden echar a perder los que echar por tierra tantos años de historia. No se podía haber elegido un mejor partido para mostrar a toda Andalucía lo que es un sentimiento por unos colores.

En lo estrictamente deportivo, tengo mis dudas sobre si sería conveniente sellar cuanto antes la clasificación matemática para los play offs de ascenso o nos vendría bien sentir el aliento de los de atrás para seguir enchufados hasta cuanto más tarde mejor. La cabeza me pide lo primero, pero el corazón me pide seguir conectados a la la competición. Una clasifiación demasiado tempranera me asusta, pues con ese lema de “ya estamos ahí” igual nos creemos que da los mimos tres que treinta y tres y el primer puesto se puede ir al garete. Son solo especulaciones mías, porque no dudo de la capacidad ni de los futbolistas ni de los técnicos de este equipo. Es tan solo que esto es demasiado bonito para que se vaya a hacer puñetas a las primeras de cambio. Ni el Cádiz ni el cadismo lo merecen. Yo tengo ganas de que todo esto acabe cuanto antes y pase lo que todo el mundo espera. Paciencia hermanos, que ya va quedando menos.

Hoy, después de algunas semanas de carnavaleo, quiero volver al Carranza a ver este partidazo. En otras semanas no tenía claro quién ganaría. Hoy estoy seguro. Con el Cádiz y el Granada en la cancha… gana el fútbol. ¡¡Vaya dos pedazos de aficiones!!