domingo, 2 de noviembre de 2008

"EL DUENDE DE CADIZ"

El pasado viernes se presentó en el Salón Regio de la Diputación Provincial de Cádiz un libro del que tengo la fortuna de ser protagonista. Bueno, una séptima parte de los protagonistas. Se trata de una obra del periodista Fernando Pérez Monguió, obra que se inició un 13 de junio de 2008 en la Venta Los Tarantos, de San Fernando. Allí, alrededor de mesa y mantel, la idea era sentar a siete individuos de Cádiz y su provincia, para hablar de la Tacita de Plata, sus personajes, su futuro y mil cosas más.

La elección de cada uno de estos siete personajes fue labor del periodista y la Diputación de Cádiz. Buscaban gente conocida y con ese "duende" de Cádiz. De hecho el libro se llama así "El duende de Cádiz. conversaciones gaditanas". Con el plantel que había era normal que la cosa saliera pa tirarse al suelo: Juan Luis de Tarifa, José Ruíz "Pepe el Manteca, Emilio Gutierrez Cruz "El Libi", Gabriel Gómez "Gabi de Los Tarantos", Manuel Cala "Maria Cala" y un servidor. Faltó, tanto al almuerzo como a la presentación, el maestro Chano Lobato, al que su delicado estado de salud le jugo estas dos malas pasadas.

El fotografo Joaquin Hernández "Kiki" ha reflejado a la perfección el ambiente que se vivió en Los Tarantos. Todos estábamos algo cortados, según dice Kiki, hasta que empezaron a llegar las bandejas de jamón y langostinos. Allí se abrieron mentes y cuerpos y empezó a aflorar ese duende que se pretendía buscar. Sobremesa de anécdotas, embustes, historias de verdad y ojanas de las gordas. Arte puro. Cada uno de los que allí estuvimos contamos nuestras cosas, dimos nuestro punto de vista y una vez que el libro ha visto la luz, me he reído tanto o más que cuando lo viví alrededor de aquella mesa.

El libro, que trae además un CD con toda las conversaciones, tiene frases lapidarias que podrían pasar a la historia de Cádiz. El Libi dijo, ante la duda que planteó María Cala, que "La más grande de España no ha sido ni Lola Flores ni Rocío jurado. La más grande de España ha sido la madre de Romay". Pepe el Manteca nos recordó una frase antológica del Beni de Cádiz que dijo que "El único que tiene que tener prisa es el camarero". Gabi de los Tarantos contó aquella noche en que Felipe Campuzano y María José Cantudo obligaron a dos guardias civiles a cantar el Bimbó de Georgie Dann en la Venta Los Tarantos. Juan Luis de Tarifa mando al carajo de una tacá a Rabindranath Tagore cuando aseveró que "cuando una picha se pone zapatona no hay quién la levante". María Cala se lamentó diciendo "qué desgracia más grande de ser Virgo" y Chano Lobato, que desa que le recuerde como el amigo de siempre y por los ratitos, que digan "qué ange el de aquel día". Un servidor abogó por "abrir freidores de guardia, como las farmacias".

El libro está editado por la Diputación de Cádiz y merece la pena echarle el ojo, en serio. Fernando Pérez Monguió (autor), José Berasaluce (Coautor), Dani Aragón (autor CD), Kiki (fotografía) y José Monforte (prólogo) han hecho un excelente trabajo. Los otros siete solo pusimos nuestro granito de arena y tambiñén estamos muy satisfechos del resultado.

En estos tiempos de crisis, la risa es un remedio infalible contra todo mal. Y doy fé que este libro lo consigue. Como muestra un par de anécdotas del duende, el arte y la poca vergüenza que ha habido en Cádiz y que están recogidas en el libro.

Mi padre me contó, que en los años de la hambre, en la posguerra, los alimentos escaseaban y solo estaban al alcance de los privilegiados. Un soldado se acercó a su capitán y le dijo: Mi Capitán, en mi casa estamos pasando mucha hambre ¿Sería usted tan amable de hacerme un vale por un kilo de papas?. El capitán le dijo; "mira hijo, yo no tengo problema en hacértelo, lo que pasa es que en Cádiz no hay papas". El quinto le contestó: "Mi capitán, usted me lo hace que yo sé donde hay papas". El capitán le hizo el vale por un kilo de papas, con el sello y su firma, y acto seguido, el quinto se fue a casa del Capitán, a casa del que le había hecho el vale, y le dijo a su esposa: "Señora, traigo un vale por un kilo de papas de parte de su marido". La mujer, efectivamente, comprobó que era la firma de su esposo y que traía el sello del cuartel, asíque le dio las papas al soldado. Al día siguiente, el Capitán, lejos de arrestar al soldado por su poquísima vergüenza, le dijo: "Bien me diste coba ayer". Y el soldado le contestó: "Mi Capitán, es que yo sabía donde había papas".

En fin, que si tenés la ocasión, haceros con el libro que no os defraudará. Ya me contaréis.
Salud.

12 comentarios:

Gonzalo dijo...

¿Cómo se puede conseguir el libro Yuyu?.

Un saludo

Anónimo dijo...

pero, donde lo encuentro???, es gratis como el de paco rosado, o hay que comprarlo en alguna libreria?..cuenta, cuenta..., q tiene que ser supergracioso.
Lo leere entero, seguro, pero lo q seguro y primero que voy a buscar va a ser la anecdota de gabriel con el papa, si no t la contao, o no la ha publicado en el libro, es una pena q no lo haya exo, porque eso es digno de ponerlo en algun sitio pa la posteridad!!!!
Un besote grande como tu, yuyu:
Olga

Anónimo dijo...

Cuánto talento en tan pocos centímetros¡ Pero lo que habéis hecho debería estar penado, que tengáis esa reunión y no permitais asistencia de público es imperdonable,esas cosas o se retransmiten o se saca un DVD. Espero que se publiquen más conversaciones de este tipo, alrededor de ese plato de jamón, que cierto que una de sus muchas propiedades es la desinhibir a las personas. Pero por favor, avisa colega,que yo no me lo pierdo. Salzburgo.

Anónimo dijo...

Y encima que me pierdo todo esto de la reunión con arte, va Hamilyon y gana el mundial.Salzburgo

Mari Carmen dijo...

Pues si una muestra del duende de Cádiz aunque el tema daría como para escribir una enciclopedia.
Y por cierto tienes mucha razón nada como unas gambitas y un buen jamón entrevelao para motivarse.
Un beso Jose

manuel rubiales dijo...

Po ná quillo, que si tienes enchufe a ver si te enteras si van a distribuir el libro fuera de las fronteritas gaditanas, sino estírate una mijita y regala unos ejemplares a tus seguidores blogueros, porque seguro que al leerlo entran agujetas en el pecho y merece la pena.

Anónimo dijo...

Po mas güertas que he dao yo pa encontrá el libro.... me parece que... voy atené que dexistí (sí sí, con equi, dejá de existí) porque mi muhé lleva dándome por--- dos meses pa que se lo compre a mi suegro, GADITANO-JEREZANO-DE ARTE PURO, y exiliao como tánto y tánto gaditano. Bueno Yuyu, que esto de los libros está mú bién pero si luego uno no los puede leer po pa qué cohone los publicais?.
Enga, pisha, dime aonde lo pueo comprá que mi muhé me trae fritito.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Killo, Yuyu, que soy el mismo de antes, que te voy a dejá aquí mi dirección de correo por si tu me pué desí aonde lo pueo comprá por aquí por Malaga, o pa pedirlo ahi en Cái ¿vale?...

al_malaqui_100@hotmail.com

Otro abrazo.

maite dijo...

Buenas, yo también llevo varias semanas intentando localizar el libro y no hay forma. En qué tiendas se está vendiendo? Mi email es camposmaite@gmail.com.

Muchas gracias.

Anónimo dijo...

Yuyu anoche vi el programa de Petit. Que grande sois!!!
Quiero comprar el libro, pero, como todos, no sé dónde. Tener un libro y no decir cómo o dómde comprarlo es como grabar un disco yno permitirque nadie lo escuche. Chiquillo, dinos algo por favó
Saludos desde Jerez

Jose Guerrero Roldan "Yuyu" dijo...

Lamento comunicaros a todos que yo no tengo nada que ver con la distribución del libro. Me lo ha preguntado una enormidad de gente pero el libro creo que no lo han puesto a la venta, o lo han hecho en muy pocas cantidades. Lo ha editado la Diputación de Cádiz y hasta ahí conozco. Lamento muchísimo no poderos informar sobre el tema, pero es que no sé absolutamente nada más de lo que os estoy contando.
Gracias por vuestro interés y lo siento poderos solucionar el problema

Vicente dijo...

Bueno, hace que no se comentaba sobre la existencia o existencias del libro, pero para quien haya perdido la fé(como me ocurría a mí) comentar que el día 9-9-09 me crucé con el escaparate de una librería en la calle San Francisco con el "gran" libro. Voy a ver si sigo disfrutándolo. Saludos