domingo, 26 de octubre de 2008

“STOP A LAS VACAS FLACAS”

Viendo el inicio de temporada del Cádiz todos los cadistas están pensando que ya llegarán las vacas flacas. Pero de momento las vacas están alcanzando ya el nivel de obesidad mórbida y no se atisba una dieta Naturhouse en el equipo amarillo. De seguir esta progresión va a ser complicado ver una vaca con el tipito de Gandhi en el Carranza esta temporada. Yo apuesto por qué no aparezcan este tipo de animales. Quiero un Cádiz de vacas rollizas y hermosas. Las vacas flacas deberían ser bovinos non gratos esta temporada.

Las vacas flacas en el fútbol deben ser animales como las golondrinas de Becquer, que parecen que, tarde o temprano, volverán. ¡Como si no hubiéramos tenido bastantes vacas flacas la temporada pasada!. La anterior plantilla nos dejó un elenco de vacas que podrían haber desfilado hasta en la Pasarela Cibeles. Y ahora que parece que se han ido, todo el mundo se vuelve poeta “becqueriano” preguntándose cuando volverán. Pues ojalá que nunca mais, como el chapapote del Prestige.

El Cádiz ha dejado de ser vaquero y se nos ha vuelto torero. Ha pasado de ser torero cutre a novillero de éxito. Que tiemble la maestranza que el cadismo no va a tardar en volver a debutar con picadores. Pasito a pasito. Dicen que muchas veces hay que pegar un pasito atrás para coger carrerilla de nuevo. En esto del toreo también existe el derrotismo. Los del tendido 7 venían mostrando su preocupación porque nuestros diestros hacían buenas faenas, pero se quejaban de que las ganaderías rivales tenían menos peligro que Lassie amarrada. Ya se va quedando pobre esa excusa. De momento dos orejas y rabo casi entero, menos cuatro pelos que se llevó el Conquense.

Creo que nos quedan muchas tardes de gloria y de salida a hombros. Con este panorama sería triste comerse el coco pensando en vacas flacas. Puestos a pensar en animales ocasionales migratorios prefiero pensar en alguna que otra pájara que sobrevuele Carranza algún dominguito y hasta otra. La plantilla y el entrenador nos venden precaución y es bueno tener los pies en el suelo para que no se nos vaya la cabeza a las nubes. Para ser el número uno la primera condición es tener presente que siempre puede haber alguien mejor que tú. Javi Gracia parece tener bien asumida esta premisa y la contagia a los suyos.

Visto como ha empezado el campeonato, al Cádiz no se le puede ir esto de las manos. Aparte de lo que estamos consiguiendo en el terreno de juego, hemos conseguido otra cosa muy importante: que el resto de equipos dan por hecho que una de las cuatro plazas (si no la primera) será para nosotros. El que los demás asuman que podemos pasarle por encima en cualquier momento no es moco de pavo.

Hoy nos toca seguir viendo vacas gordas, hermositas, de esas de carnes magras, con su tocinito entreverao debajo de las manchitas. El cadismo quiere pringue futbolera, colesterol goleador, triglicéridos por la escuadra. El Lucena vendrá hoy a poner el Omega 3 en la portería, pero aquí no queremos vacas flacas. Vaya animal más sieso.

4 comentarios:

Paco Rodríguez dijo...

Yo creo que la vaca flaca la tuvimos la temporada pasada, ya ha engordado

Anónimo dijo...

Yo esto de la vacas... la verdad... con precaución. No se pude vender la piel del oso antes de cazarlo. El Cádiz ahora va de categoría , pero bajo mi punto de vista lo peor está por venir. El Cádiz siempre tiene el bajón en las mismas fechas y si nos ponemos a observaar con atención siempre coincide con la algarabía gaditana, es decir, el Cádiz a principio de temporada BIEN, pero empiezan a llegar las fiestas a nuestra ciudad... Todos los Santos, Navidades, Carnavales, Semana Santa... todo seguido y entonces comienza el declive amarillo, se conoce que los jugadores celebran igual de bien que nosotros estas fiestas y ahí está el problema, es entonces cuando los amarillos empiezan a flaquear,porque sus cuerpecitos no dan para fiestas y carreras a la vez, que si comen polvorones, que si el pavo, que si las tortillitas camarones, todo no puede ser y como aquí somos tan fiesteros pues ellos para integrarse bien en nuestro modus vivendis pues se comportan igual. Y así nos van después. Salzburgo.

Anónimo dijo...

He visto el saludazo de Shuster al banquillo contrario, no entiendo la polémica, si el alemán sólo quería enseñar el pedazo de peluco que luce en su mano. En la rueda de prensa daba una lástima Caparrós, con esa cara de acabar de vender 4 teleras en la venta del Soldao, y por contra el hierático rostro del alemán pasando de todo como si no hubiera sido, tipo niño que ha roto un cristal y pone cara de que no.Pero mi duda, mi inquietud mi incertidumbre es saber sobre todas las cosas... ¿quién le hace el nudo de la corbata a Bernardo? Vaya tela ¡qué pedazo de nudo mal hecho y desencajado y estartalado¡ no sé si es su cuello o la corbata lo que no está en su sitio, pero tiene "to la jechura" del pico de un dulce de hoja de esos que a nadie le gusta y siempre se queda solito en la bandejita de blondas.Salzburgo

manuel rubiales dijo...

Bueno, pues ya era hora que el Cádi nos empezara a dar alegrías, aunque sea como novillero de moda, y eso que yo abomino del asunto taurino, conste, pero por una vez el simil nos viene del carajo. Por cierto, te escribo esto desde un pueblo de Huelva mu cerquita de jabugo, donde ejerzo de gaditano en el exilio, y por aquí de vacas entienden poco, pero de cochinos con la pezuñita negra y pringosa saben una jartá.
Un abrazo Yuyu