jueves, 21 de agosto de 2008

"YO SÍ QUE ME LO PONGO"

La moda de no mezclar política y deporte puede estar estupenda en alguno casos, precisamente aquellos en los que por la mamarrachez de lo reivindicado se pueda deslucir un evente deportivo. Aquí es donde debe entrar en en juego el supuesto raciocinio humano para saber separar lo capullesco de lo medianamente serio.

Del mismo modo, hay actitudes de protesta, o de respeto, que deberían ser consideradas aptas o no para determidadas delebraciones deportivas. Evidentemente no es lo mismo que un atleta muestre una camiseta de "Bush Criminal" que otro quiera portar un brazalate negro porque en su país han fallecido mas de 150 personas en un accidente aéreo.

Pues bien, no hemos hecho lo primero pero intentamos lo segundo. Cual será mi sorpresa cuando los señores del COI dicen que de eso nada, que nuestras marchadoras en los 20 km no pueden portar brazaletes negros en señal de duelo. Del mismo modo, la delegación española ha solicitado que las banderas de España ondeen a media asta en la Villa Olímpica, en señal de respeto a los fallecidos de barajas. Tambien el COI, aunque ahora le pasa la patata caliente al BOCOG (Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Pekín), ha denegado esa propuesta, con el vil argumento de que "los chinos no aceptan esos homenajes".

Estimados señores chinitos del BOCOG, son ustedes unos seres despreciables, por no usar otros calificativos más gordos. Cualquier gesto de solidaridad con el dolor de otros debe ser aceptado, sea cualquiera que sea nuestra cultura. A priori me puede parecer muy divertido que un señor de Kazajistán se coloque una loncha de mortadela sobre el pecho, pero sin alguien me explica que eso es un ritual donde se honra a la memoria de los fallecidos de ese señor, ese acto merecerá todos mis respetos. Hayb que ser muy miserable para no permitir a nadie expresar su dolor, más allá de creencias políticas o religiosas. La pena humana no entiende de nada de esto. Todo el mundo entendió el dolor chino tras el terremoto y todo el mundo mostró su apoyo a China.

Si de estos Juegos de mierda, que deberían servir para mostrar la solidaridad en todas las naciones, nos vamos a quedar solo con los ocho oros de Phelps o los dos de Bolt, apaga y vámonos. El Barón de Coubertain se debe estar revolviendo en su tumba al ver la porquería en la que se ha convertido su sueño. Oro, plata y bronce, por encima de cualquier otra cosa. 

Sigamos soñando con proezas de tartán, con récords acuáticos y con milagros náuticos, olvidando por completo el más esencial de los sentimientos humanos, el dolor. Si el COI sigue prohibiendo el portar brazaletes negros, apelo al Comité Olímpico Español a que se pase por el forro de los calzones esa recomendación y que nuestros atletas los lleven. No habrá mayor gloria que volverse a casa descalificado por mostrar un sentimiento de humanidad.

Señor Rogge, tenga la absoluta seguridad que a cualquiera de los familiares de fallecidos en ese accidente les va a hacer mayor ilusión ver a los nuestros honrando a los suyos que ver a Bolt batir 15 veces seguidas el récord de los 100. Es triste que el mal llamado "espíritu olímpico" esté por encima del dolor de tanta gente. ¡Que asco de Comités!.

Yo sí me pongo el brazalete negro, en señal de respeto y solidaridad con esas 150 personas que no vivieron para ver terminados los Juegos Olímpicos más miserables de la historia. Descansen en paz.

6 comentarios:

salszburgo dijo...

Yo también me lo pongo. Pero tengo entendido que el argumento del COI es que anteriormente han ocurrido casos similares y que no les ha sido permitido expresar condolencias o símbolos, y que no lo harán ahora por no entrar en agravios comparativos. En cualquier caso no entiendo lo inentendible, vale que como comité noo hagan nada (cosa que desprecio), peroque impidan a los atletas expresar sus sentimientos no estoy en nada de acuerdo. Dos cojo..s han tenido los medallitas de ORO de katamarán que han recogido la medalla con sus brazaletes de luto, saltándose toda norma, me encanta la gente así. Cuanto más conozco al ser humano, más me gusta mi perro.

Paco Rodríguez dijo...

Yo también me lo he puesto. Hay cosas que por mucho que lo pienses no tiene vuelta de hojas, y una de ellas es lo que tu bien dices, el dolor y la solidaridad con ello, y negar el simbolismo de un simple lazo es de cretino.

FRANCOISE dijo...

Aparte de esta magnifica decisión apoyada obviamente por su máximo representante, el "Sr." Rogge. Este "señor" suelta por la boquita que el campeón Bolt debería respetar más a sus rivales. http://www.as.com/mas-deporte/articulo/juegos-olimpicos-verano-competiciones-deportivas/dasmas/20080821dasdasmas_7/Tes
Y esto lo dice quien no respeta el dolor del ser humano, pero en cambio se atreve de exigir respeto en la pista.
En fin, algunos no saben por muchos años que tengan y por alto que sea el puesto que ocupan cuales son los principos morales de las personas.

pau dijo...

"La solidaridad tiene que ser un acto de verdad,no un vehículo para sentirnos útiles e importantes a costa de las degracias de los demás".Así pues, si ellos no lo sienten no queremos su solidaridad,no nos hace falta, con que cada uno de nosotros haya tenido un pensamiento sobre esas personas ya hemos contribuido a dar nuestro apoyo y nuestro cariño.

Kalysee dijo...

El dolor por la muerte de otras personas, y las fases de luto y de duelo, creo que son comunes en todos los seres humanos, aunque cada cultura tenga sus formas de expresarlo, y me parece muy mal que pongan esas excusas para no permitirlo.
Las olimpiadas deberían servir precisamente para fomentar el entendimiento entre todos los países, para que veamos que los todos los seres humanos tenemos cosas en común,...que no somos tan distintos a pesar de las diferencias culturales.
Al menos por mi parte, estas olimpiadas no me hacen creer en el ser humano sino al contrario, porque con ese gesto tan feo sólo me hacen sentir desesperanza.

Marisa dijo...

Yo también me lo pongo; sin más que añadir.

Un abrazo.

Marisa