sábado, 17 de octubre de 2015

COUNTRY MAS LEJOS... MEJÓN


Evidentemente cada uno es libre de sentir lo que quiera por su cuerpo serrano, pero creo que en los últimos tiempos se están confundiendo los términos. Todo ha venido por el pasado 12 de Octubre. He podido ver en redes sociales mucha gente que se avergüenza por sentirse español y tal y tal. Estar quemado con la clase política o hasta el mismo gorro de la crisis, el paro, la sinvergonzonería, el terrorismo y la falta de atención en medios públicos como sanidad, educación y servicios sociales no implica necesariamente odiar a España. No, porque yo (como mucha gente) estoy igual de quemado con todo eso y de lo que me avergüenzo son de los que nos dirigen, recortan, roba, expolian, asesinan y despiden gente. No de mi país. No confundamos avergonzarte de que haya gente así en tu país con avergonzarte de ser de tu país. Y repito que eres libre de hacer lo que quieras, pero ten claro antes a quien va dirigida tu vergüenza. Sobre el genocidio o no genocidio americano, más de lo mismo. Yo no estuve allí, ni tu. En todo caso avergoncémonos de lo que hicieron algunos en nombre de España, no de España. Pero está de moda declararse “poco español”. Queda chulo. Queda guay. Los demás seguiremos pareciendo fachas por sentirnos españoles. Eso si: en el cine queda muy guapos los héroes americanos con sus banderas. Si aquí tuviéramos un Capitán España no sería un súper héroe, sino un súper facha. Y es que el mayor genocidio lo estamos cometiendo nosotros. Españoles contra España. Somos tontos.

No hay comentarios: